La Justicia europea da la razón a Google y restringe la aplicación del ‘derecho al olvido’ a la UE

La Justicia europea da la razón a Google y restringe la aplicación del 'derecho al olvido' a la UE

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) da la razón a Google y restrigne la aplicación del derecho al olvido al territorio comunitario. El fallo rechaza que la protección de datos personales sea un derecho absoluto y sostiene que su regulación varía en función de los países, por lo que no considera necesario retirar los enlaces en todos los países del mundo.
La sentencia dictada hoy por el Tribunal europeo establece que “el gestor de un motor de búsqueda no está obligado a retirar los enlaces en todas las versiones de su motor de búsqueda”. En cualquier caso, el fallo asegura que “deberá retirarlos en las versiones que correspondan al conjunto de los Estados miembros y adoptar medidas que impidan o dificulten a los internautas acceder, desde uno de los Estados miembros, a los enlaces controvertidos que figuren en las versiones de ese motor fuera de la Unión”. “La libertad de información de los internautas puede variar significativamente en las distintas partes del mundo”, señala el Tribunal europeo El asunto parte de una multa a Google de 100.000 euros por parte de la Comisión Nacional de Informática y Libertades de Francia. La institución sancionó a la empresa norteamericana porque estimó una solicitud de retirada de enlaces pero se negó a proceder a tal retirada en todas las extensiones de nombre de dominio de su motor de búsqueda.
El Tribunal europeo reconoce que “en un mundo globalizado, el acceso de los internautas a un enlace que remite a información sobre una persona cuyo centro de interés está situado en la Unión puede tener efectos inmediatos y sustanciales sobre dicha persona dentro de la propia Unión, de modo que retirar todos los enlaces en el mundo respondería plenamente al objetivo de protección que persigue el Derecho de la Unión”. Sin embargo, el fallo puntualiza que muchos terceros Estados no contemplan el derecho a la retirada de enlaces o lo abordan desde una perspectiva diferente.

“El derecho a la protección de los datos personales no constituye un derecho absoluto, sino que debe considerarse en relación con su función en la sociedad y mantener el equilibrio con otros derechos fundamentales, con arreglo al principio de proporcionalidad”, señala el Tribunal de Justicia europeo.  “Además, el equilibrio entre los derechos al respeto de la vida privada y a la protección de los datos personales, por un lado, y la libertad de información de los internautas, por otro lado, puede variar significativamente en las distintas partes del mundo”, añade.
“En la situación actual, el gestor de un motor de búsqueda que estime una solicitud de retirada de enlaces presentada por el interesado, en su caso a raíz de un requerimiento de una autoridad de control o judicial de un Estado miembro, no está obligado, con arreglo al Derecho de la Unión, a proceder a dicha retirada en todas las versiones de su motor”, resume el Tribunal europeo. “No obstante, el Derecho de la Unión obliga al gestor de un motor de búsqueda a retirar los enlaces en las versiones de su motor que correspondan al conjunto de los Estados miembros”, concluye. Le impide tratar datos sensibles Por otra parte, el Tribunal de Justicia europeo prohíbe a Google y otros motores de búsqueda tratar determinadas categorías de datos personales sensibles. En otra sentencia, también dictada hoy, el TJUE asegura que en el marco de una solicitud de retirada de enlaces, deben ponderarse los derechos fundamentales de la persona que solicita la retirada de enlaces y los de los internautas potencialmente interesados en la información a la que llevan dichos enlaces.

El Supremo rechaza conceder el ‘derecho al olvido’ a personas públicas


Source link

Share: